3 oct. 2019

BOLETS, SETAS, NISCALOS, etc...

Ha arribat la Tardor (o almenys és el que toca) i amb ella els bolets. Tot i no haver plogut massa ja fa dies per per els vorals de les carreteres de cap a muntanya s'hi poden veure paradetes de venda de bolets. Pinatells, rovellons, rossinyols, etc... A uns preus prohibitius !!!

Llegó el otoño, y con él las setas. Aunque no ha llovido mucho ya hace días que en los arcenes de las carreteras de montaña se ven los tenderetes de venta de setas. Níscalos, rovellón, etc....

Un dels primers bolets que es poden trobar a les terres  gironines (desconec als altres llocs), és l'Ou de Reig o Amanita Caesarea, coneguda en castellà com a Oronja, huevo de rey o yema de huevo. 

Una de las primeras setas que se encuentran en las tierras de Girona, es la Oronja o huevo de Rey.

Aquest bolet es troba principalment sota els roures, alzines, alzines sureres i castanyers. I... aquí a Girona d'aquests arbres n'hi ha molts. És un bolet que és molt difícil de trobar i no s'en troben cada any, va a temporades, però és molt apreciat perquè es molt bó, fins i tot es pot menjar cru.

Esta seta se encuentra principalmente en zonas dónde abundan los robles, encinas y castaños. De estos árboles hay muchos en los alrededores de Girona. Son muy difíciles de encontrar y no suelen encontrarse cada año, esto va por temporadas, es muy apreciado por su sabor y olor, además se puede consumir crudo.



S'ha d'anar amb molta cura si no es té un bon coneixement del producte ja que hi ha bolets molt verinosos i s'assemblem molt als que son comestibles. 
Cal anar a cercar-los amb una persona que els conegui i davant del dubte no collir-los. Un cop a casa si encara en tenim dubtes, existeixen molts llibres que ens indican si son comestibles o no. 

Es muy importante tener un buen conocimiento del producto  al ir en su busca ya que hay muchísimos de ellos venenosos y muy parecidos a los comestibles. Es aconsejable ir acompañado con alguien que los conozca de verdad, ante la duda no los recojas, aún así una vez en casa se pueden consultar en alguno de los muchos libros editados que existen. 



2 comentarios:

roser dijo...

mmmm, em menjaria ara mateix un platet de rovellons

Pepi Castellanos dijo...

Yo no he vuelto a comer setas silvestres desde que murió mi padre..Era la única persona de la que me fiaba para comerlas...Además las hacía con una salsita de "chuparse los dedos".Recuerdo que cuando por esta época iba al pueblo a verlos, y por encargo de mis compañeros de colegio, volvía los domingos con una gran "merendera" de setas que luego el lunes la comíamos en "ca" Cándido, como llamaban aquí a una pequeña taberna típica, típica de pueblo, con unos chatos de vino o unos cortos de cerveza...Una delicia!!!
Ayyyy, cómo me puede la nostalgia!!!

Abrazos.