31 jul. 2016

ADIÓS AL AMIGO LLUIS COSTA BAYÓ

Ayer recibimos la fatal noticia del fallecimiento de nuestro querido amigo Lluis Costa Bayó de Olot, a la edad de 89 años.
Los que tuvimos la suerte de conocerlo y entablar largas e interesantes charlas sabemos que era un gran intelectual, con él se podía hablar de cualquier tema. 
En 1964 fundó la IMPRENTA COSTA junto con sus hermanos, ellos ya eran hijos de impresores con experiencia. En el año 2000, Lluís empezó a hacer marcapáginas con los recortes de papel de la imprenta, sobre los temas y efemérides  que más le gustaban. Es por esto que los primeros marcapáginas se pueden encontrar en distintos colores de papel. Muy arraigado a su Garrotxa natal y sobre todo a la ciudad
de OLOT, hizo que con sus marcapáginas conociéramos un poco más esta gran e interesante comarca.
Una vez que dejó la imprenta en manos de sus hijos, siguió en su casa, con la edición de marcapáginas siempre contando con la estimable ayuda de su hermana Rosa, esta vez ya todos con un estilo muy característico además de muy bien documentados en su reverso,  buscó siempre la colaboración de sus amigos, pintores, dibujantes, coleccionistas, etc... para que participaran en la edición de sus marcapáginas. 
Entre todos los que editó podemos destacar la serie de Pintores de Olot, Volcans de la Garrotxa (de estos hizo varias series) y la serie de la História de los marcapáginas, que contó con la colaboración de Mondopunts.
Hace unos años que ya sólo editaba marcapáginas puzzle, le divertían mucho más; nunca olvidó a sus amigos a los que les mandaba cada año un marcapáginas felicitando la Navidad o bien les hacía uno para festejar un acontecimiento especial, nacimiento, encuentro, cumpleaños e incluso fallecimiento. 

LLUIS te recordaremos siempre con mucho cariño, gracias por el legado que nos has dejado... 

1 comentario:

María Rosa dijo...

¡Qué pena! Lo conocí en Banyolas cuando se hizo la Trabada Boja por allí y hemos seguido escribiéndonos a lo largo de este tiempo.
Mi más sentido pésame a su familia y en especial a Rosa a la que también conocí en esa ocasión.
Un fuerte abrazo.
María Rosa